diumenge, 12 de febrer de 2012

El sueño de Rembrandt

En el examen habian puesto a Rembrandt.
Lo que más destacava de la obra es que era un
autorretrato más bien grasoso, tambien lo destacavan los tonos oscuros de los colores. Lo mostraba, de la mano izquierda ,sobretodo, un pulgar sucio y con una camisa, que limpia, tampoco.
La otra mano tenia la singularidad que estava como haciendo fuerza, como si estuviera pensando en dar venganza, tenia cara de que pagaba por adelantado. El rostro sugeria un disgusto por la vida, y de los ojos llorosos, por la perdida de su vida, pero tenia una dura alegria que le hacia saber que no seria feliz sin ella, de ahi, sus lagrimas brillantes como gotas de rocio.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada